Búsqueda personalizada

22/7/22

Huella

 

Vanaglorias almadas dimiten los pésames de anfitriones convulsos instaurando cogniciones bajo la petulancia de reliquiarios anfibios.


Entonces el corpúsculo, entonces el destinatario, entonces las determinaciones,

aglutinan menoscabos de palaciegos miramientos.


Entonces el dédalo, entonces el sofisma, entonces el césped de una misantropía perpleja.


Así fulgura cada huella su náusea,

así fulgura cada paso su incitación,

así, así, y tan solo así, domina entre los rugidos la tempestad de los dioses.

No hay comentarios:

Powered By Blogger