Búsqueda personalizada

2/10/20

Oración

 

Atiende cada percance una sílaba detonante.

Atiende cada abismo una vocal periférica.

Nada atiende la oración de un corpúsculo omnívoro;

nada la seduce, nada la asfixia, nada la hiere.


Cuando una razón equivale sinnúmero de plegarias aisladas,

cuando su esgrima derrite hojas de un árbol ausente.


No merma, no carece, no incita, no replica.

Cada renglón aguarda, súbito, su necesidad.

Y sin embargo los vientos autóctonos bajan hacia las oscuridades de sus idas.

No hay comentarios:

Powered By Blogger