Búsqueda personalizada

22/5/20

Descendente

Bajan témpanos de cristal su esbeltez mínima.

Se arruga el llanto al presionar cada oráculo su cuerpo inmerecido.

El rostro hierve moleculares abismos de sed ilimitada,

y, ante los rasguños mancos, se mira el agrio tesón demandando victimarios.


Cada temor riñe contra partículas de sulfatado acero.

Cada penuriante recodo sumerge tras sí su cotejo benevolente.


Bajan orillas de estaño invisible su pesar de histeria.

Se arruga la voz de ternas salvajes ante la premura del caos.

El rostro enfría un párpado suspirando variantes,

y, ante los rasguños de hielo coagulado, abre una boca su sincera elocuencia.

No hay comentarios:

Powered By Blogger