Búsqueda personalizada

29/7/17

Agua hielo

 A veces timbres lejanos adhieren un brutalismo adverso. A veces ascienden; a veces descienden. Pero el sonido, ese murmullo, es grito fenecido ante brazales de agua.
Mientras la gélida montaña agrupa cielos de muerte, el temido entorno es lecho, colmillo desafilado frente a elucubraciones por venir. Es que circunrodea a la montaña, medallas de desenlaces auspiciativos, renglones de coartadas redundantes. La rodea, aguas heladas aunque no sólidas.
Derritiéndose durante su eterno entumecimiento, hacia abajo se dirige. Licua sus bordes cada descenso haciéndose líquida, mezclada con los ríos, mezclada con los bríos de las astucias.
Y murió, y se deshizo.
Sin embargo, cada parte de su compostura sonó. Sin embargo, cada una de sus iniciales cantó hasta ahogarse, la montaña de hielo, bajo profundidades ensoñadas.

No hay comentarios: