Búsqueda personalizada

31/12/16

Sujeto

Viendo lo mismo sobre sí, él hacía cuestionamientos descifrados por vialidades. Hacía menoscabo de su furia, de su espera y de sus rechazos; él caminaba continuando un sentido, una dirección, un sendero, un solo apocalipsis.
Aquel quien por sus manos intuyera más revelaciones que labores, lo ignoraría. Aquel quien subestimara cuestiones de aferramientos cósmicos durante la batalla del rocío, anhelaría un vejamen corporal. Pero él, este hombre, cantó para desprenderse del universo; de las nubes, estrellas y cielo adosados a su vista.
Es que cuando él caminaba, los mismos objetos astrales lo perseguían. Sin poder despojarse y siempre viendo lo mismo, caminó, caminó hasta ufanar otras perspectivas.
Pero el cosmos lo soltó, y él cayó hacia las profundidades bajo un suelo de vaho crepitante. Y él cayó hacia lo oculto, hacia lo inenarrable: él cayó, y el cielo declaró seguir abatiendo impaciencias.

No hay comentarios: