Búsqueda personalizada

26/11/16

Color

Operan, las extremidades, en ciertas variantes espaciales.
Sería un defecto si no contribuyera otro vacío a ser ocupado; a ser inserto, oblicuo y pernicioso, dentro de los ámbitos de los utilitarismos.
Desde el erguimiento de los cuatro muros, él camina notando los colores, sus colores, los adquiridos por paredes de prolongada altura. Adivina sus nombres y características. Cree en las rutinas por adornarlo todo hasta la aparición de un visionario: quien vislumbrase una experiencia distinta.
Quien vaticinara la existencia apenas oculta de los colores, admiraría sus extensiones; sus acercamientos y adueñamientos, sus dones, su escurridiza creencia y plenitud. Entonces, quien hallara tanto milagro como sorpresa, palparía el otro espacio, la otra habitación, y el otro recorrido.
Los colores se habían separado de los muros. Podían verse, palparse, y comprenderse siempre que se aceptase otra espacialidad conviviendo con quien los descubriera.
Los colores se habían ido para no regresar. Se habían ido para pertenecer a los vientos, y transitar, sobre los aires, espacios hasta ocuparlos, transgredirlos y colorificarlos.

No hay comentarios: