Búsqueda personalizada

21/5/16

Viento y roca

Ahondaban circunspecciones un viento, una roca. Alrededor de varias mitificaciones plañideras clamaban sentarse, modificar un percance: su discrepancia.
Viento que platica entre nubes es aireosa circunvalación entornando aspectos inefables ante lo dicho expresamente; ante el furor, el único; ante la sensatez, la condición.
Roca aquietada y merecedora que asienta restricciones es ensimismado atrio de moleculares sólidos arrendando cuantiosas máculas con un solo método, con un solo arbitrio: la compostura.
Movimiento perpetuo hará de circunstancias triviales carruseles altivos sonando combustionados sobre mareas de continuos alcanzamientos arribando cercanamente.
Inmovilidad pagana rastreará haciendo limitaciones contra estupefactos trinos de logias mortecinas invariablemente quedas en el mismo sitio, en el mismo espacio.
Si viento es movilidad, y roca persuasiva permanencia inmóvil, acicalarán restos de naufragios pertinentes bajo profundidades donde todo podría variar. Donde tal vez el viento fuera quietud de aire y la roca inminente columna en constante crecer, quizás ahí triunfase una diferencia; aunque no, jamás donde cada objeto representase eternamente una misma condición.

No hay comentarios: