Búsqueda personalizada

28/11/15

Espacial

Clamará utópicos desfallecimientos quien habitase diminutosidades. Roerá porciones de una fe posible, caerá sobre suelos desmayados con ardores fríos.
He comprendido la vastedad al ver la tierra agigantarse en superficie. He visto el planeta ilimitado desde vientos inconclusos merodeando simbologías de celestiales silencios. Aunque jamás hubiere residido en él, sobre suelos infinitos siempre han caído, caminado. La extinción de sonidos provee nomenclaturas con músicas despiertas, ambiguas. Y temo, al carecer del motivo de las extensiones, ante las infinitas tejedurías sin ovillos conjeturando ornamentos.
El planeta desmesurado convierte a sus pobladores en agnósticos; en pusilánimes rituales sus creencias, y en histriónicas pesadillas cada sueño hasta librarse. Desde que lo he visto lo he entendido; mientras han sonado campanadas de ardillas sin mayores presagios que permitirse toda ideología. Hasta la inexperta, la inicua de reprobar una y otra vez alusiones de un tiempo herido con la daga de las amplitudes.
Sabrán permanecer tan amplios como su misma tierra. Pero existiendo en ellos la profecía de los empequeñecimientos, tendrán pavor cuando ocurriese; cuando el suelo se volviese diminuto, finito y exánime regresándoles otrora una fe sobreviviente.

No hay comentarios: