Búsqueda personalizada

14/11/15

Desierto

Los desiertos son espacios marginados sin escrúpulo ni orden. Y cada vez que los hombres piensen sobre ello harán siglos sin devenires promulgados por una razón repetitiva.
Lo sé, lo sabemos desde que han arribado los cielos dejando perpetuas tinieblas de insanas miras. Sé que tropelías de constructores han elaborado edificios, ciudades sobre vanas deserciones de elementos. Los árboles pergeñados para madurar en silencio jamás han existido; plantaciones de venenos han hincado colmillos en rajaduras de una tez calva; y ante la boca de sus serpientes lo impuesto se erige. Lo sumiso se edifica mientras anteriores náuseas redundan desequilibrando reuniones hasta ceder.
Lo sé, lo sabe cada miembro de la ciudad limítrofe donde resido. Cada partícipe de desconciertos, cada clan, cada fechoría intacta descolumnando panteones civilizados. Pero acá un desierto ha precedido. En cada margen una disputa se ha anticipado y, en cada vértice de altos rectángulos volumétricos, aristas señuelan presas con balbuceos ordenados.
Hasta hallar, hasta argüir antiguos retazos de una nada que permite, que celebra y obtiene –tras un hundimiento- toda la ciudad excepto sus seres vivos.
La arena ingiere las avenidas y edificios. Se alimenta de casas y autopistas donde yo, donde nosotros construiremos eternamente otras hasta que ese desierto diga, grite deglutiendo a miembros vivos escrupulosamente irrazonables.

No hay comentarios: