Búsqueda personalizada

6/10/15

Estela del bosque

Hojas participando en reuniones de sonidos ultramarinos suelen resonar. Son espacios donde lo brotado es salado y lo sumergido, desenterrado. Donde toda marcha parece avanzar, la selva hunde pétalos de raíces profanadas.
Desmiente cada cópula animal las siderales trapacerías del mundo ortodoxo. Lo he sabido desde que frecuentaba este bosque, esta espera, este remanente de segundos locuaces por desarmar plañideras ambigüedades. Los troncos son un rito, los tallos un camino para insectívoros donantes. Cada hierba remansa solamente bajo tutela de flores; cada hoja anida nervios fluorescentes de caníbales destrozos. Las estelas sacuden toda presunción por delante yuxtapuesta. Implora, veja y sonríe gozando con aguas partidas.
Congratulo la certera mención sobre suelos disipados. Sobre ríos de gotas grises mezclándose con la nada pasante, sobre refugios y náufragos declinándose compatriotas de esta selva edílica.
Pero espero la rompiente, la sal calcinante y los efluvios de metal rozando los truenos. Sé que nada detendrá ni apaciguará rincones insubordinables de conjuntos pesadumbrosos. Sé que saldrán estelas bajo techos de hojas; y en el centro, en el medio de las distracciones habrá una canoa dividiendo la tierra hasta presumirla inagotablemente con oleajes de sopores advenedizos.

No hay comentarios: