Búsqueda personalizada

20/7/15

Colmillos

Abre y cierra la boca el animal. Presas cerca, otras lejos, son ansiadas por la gran lengua invadiendo todo su entorno.
Desfilan colmillos agudos demostrando un longevo arrastre alimenticio. Son sus garras que intimidarán a cariacontecidos hombres haciendo espectancias cercanamente. Su visión, el miramiento del animal no suturará carnes masticadas dentro de cada hoja vegetal asida al encuentro. Su obra lo decide, su hambre lo ultima, y su abrir y cerrar golpea.
Ya me desconozco; ya creo convincentemente estar en laberínticos peldaños de la única escalera hacia los estómagos de la gran bestia. Ya demuelo, ya agrío, idas y vueltas hasta concluirme punto sin suspenso de una muerte acechante.
Pero no soy el único. No soy ni seré quien demuela partículas de dientes cazados. Hay quien degollase a la bestia. Hay quien beba su sangre ambigua derramándola sobre el mortuorio lago de oídos perpetuos.
Sé que arrebatos de otras circunstancias lastimarán, vejarán hasta liquidar al hambriento animal; aunque yo, asegure y prometa que no habrá dignos de derruir, de deshacer cada colmillo demostrándose columna de parcas. 

1 comentario:

Punto Hispano dijo...

Hola, este comentario es para avisarte que eres nuestro blog destacado, y que estarás un mes en la portada de Punto Hispano a partir de este día.