Búsqueda personalizada

31/5/15

Sombras de papel

Escribe redundantemente sobre el fin último. Agrupa tercios de tinturas cuando sus sílabas lo consiguen, lo explotan, lo adoptan; cuando sus sombras quitan arrebatos dándole un certero destino.
Ante los miasmas de las dependencias él solía visitar papeles sin escritura alguna, sin otro refugio que un pensamiento gravitando sobre algunos libros. Iban sus desbarajustes prometiéndose abarcar plenamente los archipiélagos efímeros consumidos por ratones celestiales. Su única pérdida había sido extrapolar la voz de lectores en una asidua muralla que saltaría si no resultara mística. Y su irrealidad ratificaba sinsentidos en mundos donde lo único oculto eran las sombras de los papeles.
Aptas, abarcativas y demoniales resultan las oscuridades de esos papeles aún no expuestos. Su corte lateral migra hacia contornos de ríos planetarios sin otro desmán que verse frente a incumplidos menesteres de sagacidades opulentas. Los renglones blancos, y sus planisferios invisibles, son llaves de una puerta aún insatisfecha; de un portal equívoco y radicando sus mientes en atajos conciliábulos.
Pero arderán esos renglones al ser vistos tras minuciosa lupa de rayos elipsoidales. Clamarán las voces, se restituirán sus anterioridades cuando se suelte esa pluma verborrágica al sucumbir de un cuerpo cuando sus dedos, sus falanges aún continúen demostrándose. Pero no, nunca se verán ante el rutinario desequilibrio químico extralimitando idoneidades de aquel cruento fin último vociferado sin sombras.

No hay comentarios: