Búsqueda personalizada

1/4/15

Destrucción habitable

Remiendos fallaban durante la destrucción. Los azotes que él infligía dormían sueños estropícicos deshaciendo completamente. Y ante la carencia de resultados optimistas dañaba sin venganzas su última obra.
Rezongares de otros tiempos hubieran detenido los desmanes, aunque él, él demoledor desoía cualquier lamento. Cada columna, pared y techo se descomponían en diversas fórmulas incoherentes. Cada rotura delataba ira e indomismo por su parte; pero él había decidido no lamentarse ante su creación utópica.
En el exterior de la casa no había nadie que lo detuviera. En sus sombras él aguardaba sutilmente que acabase el desmantelamiento y poco a poco lo vio: la casa deshecha.
El final llegaba lentamente junto a un espacio inhabitable, llegaba impidiendo una restauración completa de los añares donde se hubo esgrimido elegantemente.
El final lo autorizó. Su deseo de pertenencia había devenido. El habitaría en los escombros, en esos pasadizos boquiabiertos de un espacio donde pergeñaba rehabilitarse primero para después adueñársela.

No hay comentarios: