Búsqueda personalizada

19/1/15

Figuras

Decidir sobre la frecuencia de las formas es ingrata disparidad para las perpetuidades. Soy un hombre, una persona formada por la geometría; pero en vez de verme compuesto, puedo desarmarme.
La ubicuidad de mi compostura refleja ámbitos donde cada uno de sus axiomas es rechazado. Los dictámenes que conforman mi cuerpo se deshacen mientras las partículas se ven lineales, curvas o por medio de puntos. Puedo alcanzar varias propiedades desde las ideas deviniendo; puedo transformarme en sol, en luna, hasta que sé, reconozco y debato sobre la transcendencia de cada figura por diseñar.
Líneas y puntos forman un cuerpo descompuesto que hacia sus vicisitudes se encamina. Es cruel, temporal, pronto a su extinción; pero yo, viéndome y deseándolo, desharé tales cuestiones.
Después de ser el mar, después de ser pasto y siembra, opto por fundir cada minúscula parte de mí en figuras geométricas, perfecta osadía de quien alumbra su destino con sencillas elaboraciones de pura eternidad. Elijo tres: círculo, triángulo y cuadrado. Elijo, decido que antes de morir transformaré mi finitud en reales símbolos de un real tiempo transfigurado.

No hay comentarios: