Búsqueda personalizada

20/11/14

Carta

Tenaz tiempo finito:

Tiempos indecorosos arropan mis sentidos. Los sé, los reconozco midiendo la última pluma de un ave que, marchita, bebe la sangre de mi último despertar.
Hoy es el día, hoy moriré. Detrás de mí nada dejo; sólo una minúscula letra perteneciente al olvido. Al mío. Notándola como si fuese un testamento, la borro, le saco la tinta de abstractos pesares hasta hundirla en las desacatadas ceguedades. Nada podrá quitarme la efervescencia de este último día. Nadie quebrará llantos, porque a nadie conozco; pero si aquella ave volase hasta vos, tiempo finito, sabrá cantarte oraciones para enterrarme en desiertos de escasas huellas.
Pero podré volar, sí, volaré hacia las alturas jamás desperdiciadas. Aunque sólo para caer, para morir nuevamente disecado, quieto e imparcial.

No hay comentarios: