Búsqueda personalizada

18/12/13

Cavernas

Sufro de inquietantes sobrestimas aduciéndome utópico. Una de ellas me conduce hacia la misantropía más ufanada, salir de la caverna en que me hallo. Y las otras, me reducen a un inclemente buscador de encierros premeditados.
Solía asistirme una luz incidiendo desde un hueco en las alturas. Pero pronto me desganó: ofrecerme dócil y sin ventura alguna conlleva a los refugios. Así que practiqué las desveladas configuraciones de quienes conjeturan entre tinieblas, los sabios, los eruditos.
Caí por debajo de la caverna, entre su opaca oscuridad, cuando ha sido oportuno. Pero no graciable por mí, sino por las herramientas inteligibles de los mausoleos situados ante la configuración de núcleos de vandálicos desmanes. Y desde ese entonces, desde que recuerdo haber caído y volcado toda espera en salir, no he hecho más que aproximarme a las innúmeras torturas de esos helados filos cayendo y enlazándose a mi cuerpo.
Recuerdos profusos engendran mis pasatiempos; los imploran, los conducen hacia las rutinas de mi despertar. Y no me opongo. Jamás saldré de estas tumbas donde siquiera los muertos mueren a su luz.

No hay comentarios: