Búsqueda personalizada

17/10/13

Espacios por fuera

Pueden ocuparse los espacios fuera de los cuerpos. Un último hálito de conocimiento se desprende de aquellos abruptos donde las posibilidades por rebatir se enfrentan.
Camina a través de los vacíos, los llena. Pero los síntomas varían y se expropian un suero inútil. Camina al azar, choca los volúmenes, los rompe; y hasta la saciedad de las almas, los siente difamando ángulos exquisitos donde permanecer suele ser antipático. Los espacios están llenos o vacíos, están dimensionalmente compungidos o extralimitántemente austeros. Y quien diga sobre los cuerpos eternamente corporeizándose en gases o sólidos, líquidos no olvida.
Camina entre ellos, los persigue. Arruina su fe un despótico alumbrado donde dejar cuestiones de riesgo es mellar sus historias. Pero fuera de los espacios estarán las conjugaciones de materias, el dominio de la vacuidad y el diurno elemento para los menos veedores.
Solía contemplar los objetos –aire y viento- pero desde que el vacío se expuso, sus contemplaciones dirigieron ecuestres marchas hacia agonías de inmedidas vaciedades de campos atravesándose permitiéndole escapar.

No hay comentarios: