Búsqueda personalizada

4/4/13

Guerra ente desmán


Se personifican sitiales donde meros arrobos desafluyen. Se quiebra la tez del impávido, se arrodilla el inclemente y se esfuerzan las contadurías de piélagos sin nombre austero.
Las correrías murmullan un apocalipsis en flor; mientras los conglomerados de capullos se tiñen de su única variación tentacular. Hay desmán en los entes durando todos los años de un infinito auxiliante. Sé de reos yéndose, de procaces convirtiendo su última partida en principio socorrístico. Aunque sé de un lugar, aunque sepa de un escándalo consignándolo ebúrneo con semillas del primer avatar diciéndolo aglomerante.
Las cacerías conducen a partir de los finales. Los tiempos me arredran asignándome un momento donde hacer detenimientos. Aunque huela a guerra, aunque marchites los finales con deducciones inicuas, escapar es y será la única salida como naderías de un mundo en término.
Y no saldremos, no. Es que no podremos, no. Lo último es evacuar, porque acá, desde que ente guerrero me demuestro, abrasare conformes sitiales del horizonte ajeno.