Búsqueda personalizada

14/3/13

Razón


Las razones devienen desde los páramos secretos de un marchito inconsciente. Como delicados tallos de un sembradío, el pensamiento se extiende dilatado hasta comprimir cada aire ofuscándolo.
Hay roces entre las razones y las ausencias. Hay militancia, tinte borrascoso y lema puritano entre cada accionar y su propia destreza. Sé tu decidir, tu remolque, tu opinión; pero nunca –alejado- sabrás cuándo y cómo se ha instaurado en vos. Hay colmenas en el oído; hay ceñimiento y hay temores que dibujándose vienen monologando las razones de su presencia. Pero nunca serán sus anticipaciones dignas huellas para acorralar al pensar, hacerlo neutro, hacerlo perceptible.
Pero puedo –o intento- reconocerlo, asirlo del manojo de hierbas hasta devorarlo en su plenitud. Ahogo cada mácula, cada sensación y hasta cada resurgir mientras con cada procedencia se despunte inalcanzable. Y, prisionero de mis abstracciones llanas, convengo, y aseguro, la razón de mi partida hacia una ontología sin presunciones.