Búsqueda personalizada

28/3/13

Enlaces


Estoy detrás tuyo, a lo lejos; aunque siempre parezca tan cerca. Estoy ahí, donde las incongruencias afluyen como mero razonamiento táctil de subterfugios. Estaré ahí, siempre ahí, ante cada resueno de dilatados enlaces.
Cada vez que sueño morigerar tus atavíos, vos siempre otro sos, otro ligamiento. Estás por encima del marco, del umbral y de cada cadencia. Siempre adjudicás uniones donde se consolidan huecos. Porque, al haber muchos como vos, los ligazones vienen, se agrupan, se contraen hasta permitirme ser puerta hacia donde te dirigís. Las mallas de tu suelo son salidas emergentes hacia los conclaves de las marismas intravenosas que degüellen espíritus donde cada presagio es antagonía y preexistencia de malsanos por haber. Y me escapo, huyo, me secuestro hasta parecerme indócil y maltrecho.
Aunque cerca estoy, no podés librarme y ante las usanzas de convertir en paso todo retoño de suelo, nunca hallarás la realeza donde un vacío hay en expectativa de ensueños. No podés, no pueden abrir esa entrada de madera y cobre. No podrán ser empleables siendo carroñas de otras utilidades, no podrán. Y mirá la savia desde un tallo desplazarse como otro enlace abstracto se permite describir.
No podían atravesar la puerta ni intentarlo los enlaces, los pasillos que se acercaban hasta mí. Siendo puerta, siendo una mera puerta abierta o cerrada, cerrado estaba inutilizando los ligamientos de aguardada espera inmortalmente cerca.