Búsqueda personalizada

28/9/12

Reconozco


Daba trinos un árbol en otoñales principios;
agujereaba tentáculos de hormigón enfrentándose a palmas,
y su tez caía sobre capullos de otros perfumes intactos.

Sabía verte cayendo,
mordisqueando esas albas con pétalos fundidos en carbón.
Sabía verte reptar,
alzándote entre efervescencias de silbatos almidonados.

Tu cara representa maíz, y ciñe murmullos de algodón.
Es la única vez en colmarte, en agraciarte, en tenerte,
y la primera en reconocerte único tallo celeste.