Búsqueda personalizada

22/11/09

Poesías





En cada texto hay expresiones que suelen tener cierta lírica. Tanto en los narrativos como en los poéticos. La expresión de cada uno -generalmente- es individual. Aunque demuestre un universo con vínculos hacia otros textos anteriormente escritos. Y por esto mismo se produce una polémica valoración acerca de una escritura tenida como original; aunque pueda ser innovadora según los parámetros inculcados en la época literaria donde haya nacido.
Hay reglas en los textos poéticos que conceptualizan, por su movimiento cultural, determinadas estructuras. Hay direcciones, y hay criterios. Por lo que se pueden circunscribir haciéndose concepto. Y de ahí, las críticas, y deducciones que los envuelven hasta emblematizarlos sobre un espacio y tiempo dado. Pero las reglas se descomponen y dejan lugar a nuevas expresiones entre marcos textuales. Entonces, no hay regla alguna cuando se contempla la plenitud del universo histórico donde la poesía se ha desenvuelto. O bien, hay reglamentaciones que se quiebran desarreglándose hasta permitirse regla unívoca de algún criterio más entre esos horizontes. Y esta contemplación podría demostrar que habrán, como han habido, infinitas variaciones: eternos desencuentros y hallazgos mediante fórmulas expresivas.
Entre éstas, cabe mencionar, aunque otras olvide, las que se distinguen por la representación de imágenes, las que prefieren cierta sonoridad, y las que buscan -mediante retóricos pensamientos- alguna claridad reflexiva. También existen poesías donde éstos, y otros más aspectos se asimilan creando un texto que contiene varias expresiones con diversa índole. Y el resultado en los lectores es –asimismo- variado; aunque siempre les transmitirán algunas sensaciones. Y éstas no son más que el resultado de dichas fórmulas; estructuras, conceptos hechos para expresarse.
Pero, deduzco desde lo antedicho, que cada texto es independiente y versátil. Por esto mismo han habido novelas escritas mediante versos: “El Martín Fierro” de José Hernández, y “La divina comedia” de Dante Alighieri. En donde transcurren tramas y acciones. En donde hay una actividad con personajes y situaciones que se desarrollan similarmente a los textos narrativos. Y éstos no son más que otros usos de la poesía para expresarse con sensaciones en obras hasta formularse. Y con lírica, o sin ésta, porque siempre se manifiestan sensiblemente.

No hay comentarios: