Búsqueda personalizada

19/10/09

Corporal

Edades tiempo sacuden premonitorios ritmos sublevándote,
con brisas segunderas con vientos horáldicos.

Con desmanes, con pavor.
Los relojes ¡sanidades desarman!;
extienden manos en cabellos rígidos:
extenciones son que marchan horadando heridas con su ir y venir
(exhausto).

Con demandas con brazos entre piernas calmas se diluyen,
atan cabellos en manos encadenadas yendo,
viniendo:
parten hacia un fin principio donde la singularidad se interrumpe.

Y relojerías capturantes aturden liberalismos.
Y, mientras, qué nada desnude la convicción de tu vibrar orgánico,
¡qué hayan cuerpos con cuerpo y mejillas sobre voces encanto!
¡Sí!

Pero,
edades tiempo acompasándote desoyen librepensamientos de corporales brisas.
Sin sosiego, sin gracia.
Esa invisibilidad desnutriéndote expulsa sentidos materializados;
y, mientras, querés épocas con cuerpos de vientos inmedidos.

No hay comentarios: