Búsqueda personalizada

2/1/09

Ausente

Cuando ya ni siquiera la brisa brota del viento; ni la hierba mece el paisaje de bruma ni hay tallo que esgrima como daga su prodigiosa cúspide, fue. Ningún arrebato empequeñece cuanta vertida sombra de esa flora se expande, sino duerme bajo el denso manto oscuro todo cuerpo derramándola. Ningún pétalo es digno ya, ningún abejorro tienta su vorágine sobre la derruida desaparición. Pero a veces perdura, una claridad de soles echada de frente lo devela todo, pero por partes. Partes que aún quedan tras haberse ido, que aún se ven ya desaparecidas y nos recuerdan. ¡Es cuando ya se fue!, cuando sigo viéndola adorando la semilla que germina para irse desde todo, cuando sigo viéndola ausente.

No hay comentarios: