Búsqueda personalizada

28/11/08

Eco

Tan desacorde, tan desmayado aturdía, se libraba del pasado mutismo el eco.
¡Eco!, tanto desacorde como desmayado, tan olvidado has estado ojeando las edades donde pudiste desarmonizar vibraciones. Fugitivo, volviste. De tus silencios has hecho cacofonías de recurrente timbre; con reiteradas percutoras secuencias has vuelto, eco. ¡Eco!, tanto has cantado como repetido, tan sólo para que repercuta tu solo, único vocablo contra mí. Ya no se te olvidará: si recuerdo fuiste y olvidado,
tu presente hincará su estruendo sobre el segundero compás de éste,
tu rítmico tiempo.

No hay comentarios: