Búsqueda personalizada

2/10/08

De qué mundo

Si admiro el mentir, la glosa hercúlea de trapacera artimaña, veneraré un mundo cercano, lejano a otro. No diré que sí, que no tampoco, cuando preguntés si la verdad fue siempre por mí hecha fuego con leñosos hechos. Caen síntomas de la cara falsa que sin ojos cae avergonzada, y cae su verdad. Miento. Miento al creerme en mi mundo cuando no sé de otros, de otras posibilidades donde acercarme o alejarme. Acierto. Verdad digo de cuánto alrededor mío sé está indiferente, hecho agua con lagrimales olvidos.

1 comentario:

Ángel Furioso dijo...

La relatividad inundo el mundo desde que el hombre empezo a cuestionarlo. Lo unico que no es mentira son las necesidades fisiologicas.

La verdad, la mentira, todos en mundos de sonrisas y lagrimas.

Nada se difiere.