Búsqueda personalizada

12/3/08

Cordones inquietos

Se acerca un cordón de pólvora líquida hacia el monte desde una rivera.

Se acercan dos vertientes, dos inquietantes cordones para inundar al débil calzado.

Mocasín, montaña intimidada, se ha inclinado un delgado bombardéo húmedo soltando su ira, colmándote, reprochándote tu falla por desatado.

Pronto dejarás, mocasín, de fingirte soberbio cuando dos cordones se te acerquen; pronto dejarás, monte, de demostrarte inalcanzable cuando dos vertientes te crucen.

Se acercaron, se acordonaron inquietos en un mocasín, quizás; en un monte, tal vez; en un zapato, sí.

No hay comentarios: