Búsqueda personalizada

11/1/19

Claro


Cuando lo intransigente derrota cuestiones ambivalentes;
cuando proclama su textura y carcome su tedio,
avanza la compostura hacia climas de anchos poderes.

Es sutil,
es tenue,
es causalismo de lógicas preexistentes.

Y, sin relieves,
y, sin modificaciones ni divagues,
y sobre claros remansos aglutina el hierro con alambres de cemento.

4/1/19

El mamífero


Prefería candentes disertaciones.
El mamífero rondaba,
el tedio por desarmar un anquilosamiento,
el sopor terco, raquítico, antepuesto y victimario.

Cada estupefacta detonación agriaba monosílabos ahuecando desenvolturas;
cada fría explosión perecía con decadentes dédalos sobre las orillas de un descompuesto cielo amortiguado,
deshecho;
ansiando morir entre esculturas desarticuladas durante los vientos de las composturas.

Y, mientras,
el mamífero rondaba,
abría su boca, lamía cortezas haciéndose único su colmillo aguaceramente perpetuo.

28/12/18

Talismán


Demoré frenéticos insomnios
para conocer las tempestades;
para rehacer epígrafes discontinuos;
para horadar, para crepuscular,
aquel pertinaz diamante decisivo esculturado y permanente.

Venideros siglos podrán constatarme iluso,
débil, inocente aunque severo.

Constatarán milenios de búsqueda, infinitud de imaginerías prontas al destierro;
aunque no, aunque jamás, símbolos tardíos, al ofrecerme,
ese azar quebrado, un segundo en el talismán descubierto.

21/12/18

Cayendo


Cae una señal desprevenida de auges.
Su aliciente magnifica restauraciones ovales;
su melaza repite circunvalaciones esmeradas,
y, ante la caída, sana la fruición.

Señales cóncavas aseveran ritmosos vientos y convexos títeres:
una mano reitera el sitio de peregrinaciones austeras,
y, sus dedos y uñas, abrazan la división cayendo sobre los ángulos de las incertidumbres.

14/12/18

Proba dirección


Preambula una cornisa sus fueros desacatados;
incomoda un tránsito,
incomoda un hechizo:
preambula una decisión.

Cada espasmo redimido longevamente hacia las carátulas de la clemencia,
introduce megalomanías de un terrón involucrado,
y, míseramente,
malogra tremebundas cataciones en estadísticos refranes.

La dirección, su inicio;
la detección, su probidad,
rememoran, contra olvidos sabios, mecanismos melancólicos.

6/12/18

Constata


Admisión febril constata desvaríos prematuros;
tesón transparente constata durmientes plegarias;
sincrónicos vapuleos constatan la hora de los divagues,
constatan los minutos de los aparentes,
constatan los segundos de los aurículos.

Cada semblante, cada rostro petular, circunscribe,
entorna, maniata, pesa, abre
y encierra un ojo diluvial entre los desesperos del frenesí.

30/11/18

Orillas derrumbadas


Visión de múltiples rostros, arrolla.
Su inquietud deshace longitudes en un segmento ascético;
su eternidad, su finitud.

Organos ovales restringen espacios acuáticos;
donde míseros derrames compulsan aserciones de pluralidad,
y las sanaciones, y las desenvolturas,
imitan el segregarismo antibiótico.

Ojos paralelos, parpadeos vulnerables;
hacen de sus metas un incoloro océano de orillas derrumbadas.

23/11/18

Mandíbula


Bajo un árbol de cristal,
bajo hojas de pésame y troncos de diluvio,
reina la mandíbula de las aserciones.
Prodiga su encanto,
enfurece su término, acciona su deglución.

Sobre la dentadura de las afirmaciones,
perece el llamado de calaveras,
y, sobre cada diente, se agujerea la emanación, la cristalería, el clamor.

16/11/18

Continúa


Continúa, perpetra angosturas un nido salvaje.
Continúa, persigue hacinadas vértebras un hueso dorsal.

Continúa, perpetra, persigue;
aúna un manto su tedio vivificante sobre fuegos de extinción.
Y, aún proclive, y, aún calamitoso,
siguen las mareas los humos de las destinales continuaciones.

9/11/18

Arcanos


Sublime notación cercena amplias vaguedades de lo redundante.
Cautelable proporción, mesura ovípara.

Cuanto desenlace vitupere;
mayor engaño,
menor compostura,
mayor desagrado,
menor dilucidación.

Cuando los arcanos gritan;
mayor temeridad,
menor tempestad.
Pero cuando advierten, pero cuando congojan,
la mera palma de unívocos adoquines llama terminal.