Búsqueda personalizada

25/9/20

Caídas

 

Ahuecaba el vértigo su huésped carmesí;

aletargaba, horadaba, reinaba, posicionaba, irradiaba

un precipicio su imagen frenesí.


Donde muere el letargo despierta el insomnio.

Donde vive la sangre abre la intuición.

Pero cuando impera una insanía, abisma su glóbulo.


Así, caídas en planos firmes mellaban imposiciones ferrosas,

imposiciones ahuecadas, imposiciones vertiginosas, imposiciones hospedadas, imposiciones carmesíes.

Así arribaba un percance su huella mordida por dedos atornillados,

y, durante el llanto, crepusculaba una muela sobre los designios de un horizonte incrédulo.

18/9/20

Pierdo, venzo

 

Pierdo triangulares osadías al reiterar esfinges.

Pierdo cuadrangulares posturas al aclamar el nido.

Pierdo,

pierdo la mácula de enjambres vocales.

Pierdo,

pierdo la carátula de todo rostro acumulado.


Sin embargo un ave desciende.

Lo tomo, lo libero;

ese pájaro jamás perteneció sino al aire.


Venzo,

venzo el agua de sustancias intermitentes.

Venzo,

venzo la glándula de azares paulatinos, de catalejos tenebrosos.

De anzuelos de viento.

De ovillos de nieve.

De bocas inorgánicas.


Pierdo, venzo,

tal vez sean repeticiones de un simple pez de arena.

11/9/20

Introduzco

 

Introduzco una norma desdentada;

una norma oblicua, una norma deshecha.

Así colmo terminales de ahítos ventrílocuos disipando calamidades.


La norma es estrecha, desdentada, oblicua y deshecha.

Así finalizo un hartazgo innato por efervescente.

Líquido.

Derramado.

Inmerecido por su vaso de fiebre.


Así vierto la voz hasta lenguas inanimándose en peregrinación auténtica;

inmerecidas por abrirse extirpando el último diafragma de sed desigual.

4/9/20

A través

 

A través de un muro,

a través de su milagro, a través de su estima,

convengo en aguardarlo.

Aguardar su sangre, aguardar su propósito, aguardar su lava.

Pero cedo, especulo, atino.

¿Será incipiente su cognición altiva?

¿Convendrá alojarme? ¿Convendrá sujetarme?

A través de un muro cedo, especulo, atino.

Su precognición adelanta crueles desmanes de visión sagrada.

28/8/20

Derriten

 

Bajo aureolas de comisuras estáticas, rebuzna el olvido.

Y sus máculas, y su gloria, y su espanto,

derriten fulgores de arcillas efusivas.


Contornos dispares,

contornos oblicuos,

contornos atinados,

contornos sofisticados,

son huellas de un pulimento adormecido.


Y transitan mares, y bullen su carótida, y lamen su sed.

Bajo oblongas miniaturas, bajo minúsculas signaturas, bajo tenaces arribos,

derriten fulgores de arcillas efusivas.

21/8/20

Esquiva

 

Alternaba singular período su audición zigzagueante.

Cedía anuncios.

Comía orfebrerías.

Renunciaba a su eslabón donde quizás las espuelas iluminasen altibajos.


¿Cuándo un tesón aumentó su diámetro?

Cuando los rectángulos de sus aristas preconcibieron instantáneos vértices.


Cubo vencido es estructura, migración, plano.

¿Dónde invocar su estima?

Donde nubladas alturas teman sus quiebres hacia las profundidades.


El hacha se hizo cuervo.

¿Dónde plantar sus alas devueltas al pavor?

¿Dónde mirarlas? ¿Dónde afilarlas?

La minúscula aspa jamás retornará a su hormiga de los vientos.

14/8/20

Vértigo

 

Más allá de los precipicios,

más allá de sus incógnitas, más allá de sus vorágines,

la merma de estereotipos confluía vertiginosa.


Caída; cayendo el rubor de un ángulo propiciaba singulares goteos bajo numerales ahítos.

Cayendo desahuciaba rincones donde lo probo concernía méritos;

donde lo réprobo atenuaba capsulares migraciones hacia los partidarios;

hacia los mundos,

hacia los universos de tesón corpuscular derramando el último atisbo.


Más allá de los precipicios, caía;

cayendo más allá de los vértigos, arrimaba un espasmo con tónicas de aureola.

Más allá de los precipicios, caía,

ahí, donde denota rigurosidades vertiéndose en los vacíos de las clarividencias.

7/8/20

Horizontal

 Así la planicie mermante, así su oblicuidad.

Así su predilección al rendirse ante los ojos de lo vertical.

Así su espasmo, así su vulnerabilidad.


Visité una cofradía.

Al reunirme palpé siglos de plurales bisagras.

Callé, olvidé la nada de los presagios; olvidé mi intromisión, olvidé el fin.

Sin embargo petulé esa desazón, esa reincidencia, ese retorno hacia las unívocas plegarias.

Regresé, y, aquella vez, temió mi inconsciencia ciertos entumecimientos.

Sin embargo regresé, cuando lo olvidado presentó aturdidos miramientos y horizontales permisos.

30/7/20

Oráculo

Vibración: diversos elementos en el espacio tiemblan, hasta que uno de ellos los aísla.


Oráculo: una construcción asombra a hombres y mujeres en un mundo frío. Algunos ingresan, otros no; sin embargo, todos la halagan.


Aclaro, ambas narraciones fueron ideadas antes de la pandemia.

24/7/20

Lago

Aguardan, los desenlaces periféricos, rumiando lagunas.

El sol sustrae vericuetos de vapores exhalados.

El lago espera cardúmenes de una hoja sulfatada;

abrevia el temor, sustrae la llama, quita lo inmóvil.


Espera, el líquido, oportunidades cariacontecidas;

lame las orillas bifurcando un hálito a su razón creciente.


El lago, su agonía, su infinitud;

el lago, su final, su captación, su percance,

estimula radios de los probos del agua.


Así presagié un ocaso diezmado por mareas de un sediento lago turbulento;

así, busqué, sin hallar,

así, busqué, encontrando la espera del sol acontecido.